domingo, 30 de diciembre de 2012

ANALISIS LITERARIO DE EL GRAN GATSBY / F. SCOTT FITZGERALD




ESTRUCTURA: Tiene 4 partes:
Cuando Nick empieza a conocer sobre la vida de Jay Gatsby
La amistad con Gatsby/ El asesinato de Myrtle
El entierro de Gatsby

GÉNERO: Novela

ASPECTOS FORMALES:
Narrador: Es uno de los personajes; solo hay uno, y luego están los diálogos con los personajes. Es omnisciente sabe todo lo que acontece a sus personajes. Cuenta la historia en 1ª persona. Tiene un punto de vista parcial y total, objetivo porque describe los personajes y relata los hechos.


Personajes:
Los principales son:


NicK Carraway: Es el que cuenta la historia no se especifica mucho sobre él. Tiene 30 años.
 
Jay Gatsby: Es un hombre de unos 31 o 32 años. Es uno de los nuevos ricos de la sociedad. Fue al ejercito. Se cambió el nombre de James Gatz por el de Jay Gatsby para subir en la sociedad.

Daisy Buchanan: Era a la mujer que Jay Gatsby había amado toda su vida. Esta casada con Tom Buchanan y tenían una hija llama Pammy. Era prima segunda de Nick.
 
Tom Buchanan: El marido de Daisy. Era un antigua jugador de futbol en New Haven. Venía de una familia enormemente rica.

Jordan Baker: Era la muchacha de la cual estaba enamorado Nick y era amiga de los Buchanan.

Myrtle Wilson: Mujer de treinta y tantos, algo gruesa. Esposa de George Wilson y amante de Tom Buchanan. Muere casi al final de la novela.

George Wilson: Marido de Myrtle y el mecánico de Tom. Es el asesino de Gatsby.

Espacio: Long Island y Nueva York.

Tiempo: Interno- cuenta lo ocurrido en dos años. y el verano de 1922

Lenguaje: Lenguaje culto. Con dialogo de los personajes: entre todos los personajes del suceso de la historia de forma directa e indirecta. Hay monólogo lógico de Nick, que es quien cuenta la historia. Descripción de los personajes: De los personajes y su entorno. La narración de la historia: Cuenta la historia desde que oyó por primera vez el nombre de Gatsby hasta que dicho personaje muere.

Resumen:

El narrador, Nick Carraway, empieza el libro con un consejo de su padre que dice que no se debe criticar a los demás. A través de los ojos de Nick, conocemos a su prima, Daisy Buchanan, a su agresivo esposo, Tom Buchanan, y a Jordan Baker, quien llega a ser un interés romántico del narrador (probablemente porque es la única mujer por esos lares que no es su prima).
Mientras que los Buchanan viven en East Egg, un pueblo muy de moda en Long Island, NY en la década de 1920, Nick vive en West Egg, que es menos élite pero todavía elegante y que yace al otro lado de la bahía de East Egg. Pronto nos fascina el Sr. Jay Gatsby, un hombre rico y misterioso que tiene una mansión enorme junto a casa de Nick y que pasa mucho tiempo durante las tardes mirando una luz verde al otro lado de la bahía desde su jardín.
Tom lleva a Nick a Nueva York para que conozca a su amante, Myrtle Wilson, quien está casada,  El esposo de Myrtle, George, es un hombre pasivo que tiene un taller mecánico y que no tiene ni idea de la relación de su esposa. A Nick no le impresiona Tom.
En West Egg, Gatsby tiene fiestas los sábados a las que todo el mundo puede ir y emborracharse – e intentar descubrir cómo el Sr. Gatsby llegó a ser tan rico. Nick conoce y se hace amigo (con recelo) del hombre misterioso en una de sus grandes fiestas y también empieza a pasar tiempo con Jordan, cuyo pragmatismo cínico le encanta a Nick.
A continuación, Gatsby le presenta a su "socio de negocios", Meyer Wolfshiem. Todo el mundo (es decir, Nick y los lectores) sabe que algo de Gatsby huele raro – sus negocios, su supuesta educación en Oxford y su posición extraña entre las élites de la sociedad son sospechosas.
Después, Gatsby le revela a Nick, a través de Jordan, que él y Daisy tuvieron un romance antes de que él fuera a la guerra y que ella se casara con Tom.
Gatsby quiere tener a Daisy de nuevo. El plan era que Nick la invitara al té y ella "se tropezará" con Gatsby. Nick ejecuta el plan. Gatsby y Daisy se reúnen y comienzan su  amorío. Todo sigue muy bien, hasta que Tom conoce a Gatsby, quien no le cae bien, y se pone a investigar su vida y sus asuntos.
Mientras tanto, Nick nos ha revelado el verdadero pasado de Gatsby: viene de una familia muy pobre y ruda y probablemente habría quedado así si no hubiera conocido a Dan Cody, un hombre rico y viejo que le enseñó todo lo que necesitaba saber. Sin embargo, Cody no le dejó a Gatsby una fortuna. Esa parte de su vida queda misteriosa. La escena más importante tiene lugar en Nueva York. Tom y Gatsby discuten sobre quién puede estar con Daisy. Se revela que Gatsby es un contrabandista (esto tiene lugar durante la época de la Prohibición de alcohol en EE.UU.) y Daisy no puede dejar a su esposo.
Mientras el grupo conduce a Long Island, la amante de Tom, Myrtle, es atropellada y muerta por el coche de Gatsby, en el cual iban Gatsby y Daisy. Gatsby le dice a Daisy ( ella conducía) que él asumirá la culpa. Entretanto, Tom condena a Gatsby, diciéndole a George Wilson dónde puede encontrar al hombre que mató a su esposa, Myrtle.
George Wilson le pega un tiro a Gatsby antes de suicidarse. Daisy y Tom se marchan y dejan el lío atrás. Nick, quien está harto de todo en este punto, rompe con Jordan de una forma un tanto brusca. Él es el único que puede manejar los asuntos de Gatsby y arreglar su funeral, al cual no fue ninguno de los que asistían a las fiestas, salvo un huésped peculiar.
Nick conoce al padre de Gatsby, y él cumple la el deseo de niñez de Gatsby. En el jardín de Gatsby, mirando la luz verde – que está enfrente de la casa de Daisy al otro lado de la bahía – Nick concluye que nuestra nostalgia, nuestro deseo de replicar el pasado, es lo que nos hace volver a él constantemente

PERSONAJES:

Daisy Buchanan La fortuna de Gatsby y, en realidad, su vida entera, está construida sobre la esperanza de que algún día pueda revivir su amor con Daisy. Tenemos que admitir que es una estupenda, quizá, increíble premisa. La pregunta que sale a flote es simple pero fundamentalmente importante: ¿qué tipo de chica podría inspirar tanta devoción? En otras palabras ¿qué tiene Daisy que la hace tan interesante? La respuesta no es simple. Es por Gatsby y es por Daisy. Pero ciertamente hay algo en ella que la hace especial; no es como las demás mujeres en la novela, y lo sentimos, en los ojos tanto de Gatsby como de Nick, no es como ninguna chica en el mundo. ¿Qué hay con ella que es tan diferente, tan emocionante, tan misterioso? Sí, es bonita, en su pueblo, Louisville, Kentucky, siempre era la reina de la fiesta (de lo que nos enteramos por los cuentos de Jordan acerca de su niñez). También le gusta divertirse y coquetear, su conversación es encantadoramente descarada y deliciosamente frívola. Ni siquiera Nick, su primo, puede evitar caer en los muchos encantos de Daisy. Pero ser encantadora no es suficiente para sobresalir por encima de las demás. ¿Cuál es, entonces, el rasgo definitorio? Examinemos los diferentes aspectos del personaje de Daisy y veamos qué encontramos.

La sirena La bella, misteriosa, coqueta, intrigante, deliciosa, emocionante, sensual y famosa voz “llena de dinero” que tiene Daisy es una de las imágenes centrales de la novela. Personajes como Nick, Jordan o Gatsby, comentan lo mágico de este extraordinario instrumento. La voz de Daisy está llena, no sólo de dinero, sino de promesas. Hay algo en ella que le dice a quien escucha que hay hermosos atractivos en el horizonte. La voz de Daisy es irresistiblemente seductora, y todos los demás personajes son arrastrados hacia ella por esa voz. Esto nos trae a la mente la imagen de una sirena. En la mitología griega, las sirenas que vivían en las islas, les cantaban a los marineros, y su canto era tan seductor que los marineros se lanzaban al mar y se ahogaban intentando atraparlas. Daisy es una especie de sirena moderna; cuando Gatsby estira sus brazos a la luz verde después del agua, casi podemos imaginarlo lanzándose al sonido para alcanzarla. Su voz habla de todo lo que Gatsby desea, de ella, de riquezas, de estatus social, de felicidad verdadera; y su llamado es irresistible.

La soñadora Daisy, como Gatsby, es una soñadora. Una de las cosas que comparten es su idealizada imagen de la primera relación, y esta visión color rosa, hace que todo en el presente parezca aburrido y plano. Daisy ve el pasado de forma melancólica y cínica al mismo tiempo. Mientras Daisy reconoce que la presión de la sociedad son fuerzas para ser tomadas en cuenta, también anhela el período inocente de su “niñez blanca”, antes de ser forzada a casarse con Tom. Aunque la Daisy del presente se ha dado cuenta de que muy a menudo los sueños no se hacen realidad, todavía se aferra a la esperanza de que a veces sí.

La niña de verdad El problema de Daisy es que en realidad no es ninguna criatura mítica, ni tampoco una completa idealista como Gatsby. Al final es una persona común y corriente, con sus defectos como el resto de nosotros. Daisy está acostumbrada a que su vida sea de cierta manera, sigue ciertas reglas y espera ciertas recompensas, y cuando Gatsby la reta para que deje todas esas restricciones, entendiblemente se asusta. A final de cuentas, Daisy regresa con Tom porque es lo que conoce; dar su vida entera para irse con Gatsby es demasiado abrumador, no importa lo infeliz que sea. En el fondo, Daisy es increíblemente egoísta, como los demás (Tom, Jordan, hasta Nick quizá), todos menos Gatsby. La verdadera Daisy no es todo lo mágica que ha hecho de ella misma, al final, es simplemente demasiado humana para satisfacer las esperanzas de Gatsby.

George Wilson
Pobre George. En realidad le toca la peor parte, y para ser uno de los personajes sin tantos defectos, parece un poco injusto. Por lo que podemos ver, Wilson es un trabajador y no engaña a su esposa. Está casado con una mujer, que no solo parece no quererlo, sino que no lo puede respetar, en gran parte, porque es pobre. A pesar de todo esto, Wilson todavía se culpa por su muerte. Las conversaciones entre él y Michelis (al que después nos presenta Nick) son simplemente muy duras; George tiene un dolor emocional terrible. No solo fue que mataron a la esposa, sino que se enteró de que lo engañaba un poco antes de que se muriera. Los sollozos de George “Oh, Dios mío” pudieron haber sido porque su esposa se murió, pero también por su asombro al saber que lo engañaba. Pero también pudieron ser sollozos de culpa; si Wilson no la hubiera llamado, quizá no hubiera salido corriendo por la calle y quizá no la hubieran matado. La teoría de “la culpa de George” gana credibilidad cuando se suicida después de matar a Gatsby. También, Wilson es el único personaje que habla de Dios. Le dice a Myrtle que “no puede engañar a Dios” que “Dios lo ve todo”. De nuevo, él se refiere a las acciones de su esposa, pero implícitamente, se refiere a sus propias acciones también, y quizá esto nos diga algo de su suicidio. Sus comentarios son un recordatorio de la notable ausencia de la religión en la clase alta, la clase que “daña las cosas y a las personas” y que luego se “refugian en su dinero

Jay Gatsby

Orígenes: Jimmy Gatz
Mucho antes de que Gatsby fuera el “gran,” era un niño de un pequeño pueblo con grandes sueños. Tenemos datos de la historia del pasado verdadero de Gatsby cuando la novela está bastante avanzada, pero cuando al final nos enteramos, enriquece muchísimo la real tragedia humana que es su vida y su muerte. Resulta que el Gatsby anterior al West Egg no era un “joven rajah” (que en la lengua Hindi significa “joven rey”) como pretendía ser; al contrario, era solo un niño de Dakota del Norte sin conexiones, ni dinero ni educación. Podemos ver el James Gatz original y su álter ego como la otra parte de un espejo mágico; de un lado está el Gatz, el ciudadano de a pie, y en la otra, Gatsby, un fabulosamente adornado, el imposiblemente perfecto reflejo de los sueños y fantasías de un niño pobre. Entonces ¿quién era el verdadero James Gatz (Jimmy) y cómo se convirtió en Jay Gatsby? Aparentemente, aun antes de tener los medios, Jimmy Gatz tuvo un plan; sus deseos de escapar a sus circunstancias y hacerse un nombre por su cuenta. Esta motivación temprana demuestra la misma determinación y pasión que vemos en su nueva encarnación, Gatsby. La confianza de su padre en las motivaciones de Jimmy, aun años después, es desgarradora y reveladora; desde una edad temprana, Jimmy sabía que era capaz de grandes cosas, quizás hasta destinado para ellas. Entonces pareciera que pasa toda su juventud entrenando para su gran irrupción, y al llegar el punto, en el yate de Dan Cody, él ya estaba preparado.

El hombre: Jay Gatsby Jimmy Gatz murió cuando remaba al bote de Cody, y también un hombre nació, Jay Gatsby. Este personaje inventado por él mismo, es demasiado para ser verdad, y, como con Nick, nos genera cierto escepticismo al principio. Cuando lo conocemos, Jay Gatsby es un hombre con mucho dinero, muchos conocidos, y pocos amigos; los rumores que circulan a su alrededor lo hacen ver como una clase de superhéroe o súper villano. La historia de una juventud aventurera y sus heroicidades en la guerra, son demasiado ridículas para ser verdad, pero apoya todo en evidencias suficientes como para convencer a Nick, así que al final le creemos. El mito que el propio Gatsby propaga, es seductoramente emocionante, queremos creer que alguien tan increíble como Jay Gatsby puede existir en el mundo, aunque estemos seguros de que es imposible. El glamoroso Jay Gatsby parece no poder estar más alejado del pequeño niño de pueblo que fue una vez, pero las similitudes entre Gatsby y Jimmy Gatz emergen a través de la novela. Al final del libro, una vez que todas las piezas del rompecabezas se vuelven a juntar, tenemos el retrato de un hombre, esparcido en dos imágenes. Gatsby demuestra una espectacular determinación y enfoque en sus objetivos, algo verdaderamente increíble. Sea su meta salir de Dakota del Norte o sea volver con Daisy, Gatsby todo lo logra con una tenacidad impresionante. Tenemos la sensación de que no se le olvida nada, y su visión del pasado sea quizá más clara que su visión del presente (y ciertamente del futuro). Esto nos lleva a su increíble sentido de la lealtad, algo que ninguno de los otros personajes que aparecen en este mundo deshonesto y tramposo que nos dibuja Fitzgerald, parece tener. Gatsby es indefectiblemente leal a las personas que quiere; su padre, Dan Cody o Daisy. El problema es que no siempre recibe a cambio la misma lealtad. Aunque Gatsby parezca mundano, quizás desagradable, y hasta corrupto, en el fondo es increíblemente inocente, y es esa inocencia la que lo hará tan irresistible y, finalmente, tan trágico.

La leyenda: El Gran Gatsby Esta es la pregunta del millón de dólares: ¿qué es lo que hace del Gran Gatsby un individuo grandioso? En la superficie, Gatsby/Gatz es un tipo cuyos rasgos de avaricia, misterio y pasado cuestionable lo hacen fascinante y repulsivo a la vez. La gente que va a sus fiestas se siente feliz de participar en su riqueza, pero todos están seguros de que hay algo ilegítimo en él. Esta sensación de misterio es una buena parte de la máscara pública del Gran Gatsby, la gente se siente intrigada por él, pero pocos pueden ver su verdadero rostro. Nick es uno de esos pocos, quizá la única persona que llega a entender realmente a Gatsby. Para Nick lo que hace “grandioso” a Gatsby no es solo la extravagancia de su estilo de vida y el enigma fascinante de su riqueza, sino su verdadera personalidad. Nick poco a poco se da cuenta de que a Gatsby, en su corazón, no le importa la riqueza o el estatus social o nada de lo que lo rodea en su mundo superficial. A Gatsby lo motiva el mejor –y también el más tonto- de los sentimientos: el amor. Desde este punto de vista, el amor de Gatsby por Daisy es lo que lo empuja a reinventarse a sí mismo, no la avaricia ni la ambición, y al final del día, esta meta impoluta y sincera pone a Gatsby por delante de la gente mundana que lo rodea. A pesar de que trató de cumplir su “sueño incorruptible” por una mala vía, a veces con maneras deshonestas, todavía nos acercamos a esta historia comprendiéndolo; quizá haya sido un imbécil por momentos, pero es un imbécil por amor. Aunque la imagen que creó de sí mismo se construyó de la nada, la honestidad emocional de Gatsby, el eterno optimismo y la simplicidad de su corazón, irónicamente lo apuntan como la única persona real en una multitud de farsantes. Como dice Nick, Gatsby “es mejor que todos esos imbéciles


Jordan Baker Al final, quizás Nick esté medio enamorado de Jordan, pero consistentemente la describe como una cínica, que ha visto demasiado y ha escuchado demasiado como para ser engañada por alguien. Y quizá sea por su deshonestidad que sabe mejor que nadie en el libro que las apariencias son engañosas. Jordan es posiblemente la menos importante de los personajes principales del libro, pero su personaje contrasta con el de Daisy Buchanan. Aparece por primera vez en la casa de los Buchanan, una mujer joven sin muchas aspiraciones. En muchas formas, ella personifica el concepto de “tedio”, es aburridísima, excepto por su activa carrera en el golf. Cínica y dura, engaña para ganar en su primer torneo; lo que es, en sí mismo, una evidencia de su practicidad. Al final, ella y Nick terminan “juntos” (por decirlo así) y Nick menciona lo agradecido que está de que no sea como Daisy. Eso quiere decir que no es el tipo de chica que se queda en el pasado, una chica “demasiado lista para llevar sueños, ya olvidados, de una era a otra.” Pero Daisy y Jordan no son polos opuestos después de todo, y ese es el lugar de Jordan en esa “multitud podrida”, que sirve de cuña entre Daisy y Nick. Bueno, quizá. Tenemos una explicación diferente en el análisis de Nick, así que elige. Pero no puedes discutirnos el hecho de que Jordan es igual de indiferente que Daisy. Daisy “aplasta cosas” y luego “se retira […] en una enorme indiferencia” Esa última palabra ¿te parece familiar? Nick le dice a Jordan que es “indiferente” y después de un breve intento de negarlo, le da básicamente un “lo que tú digas” a cambio. Cruelmente dice que las demás personas se tienen que quitar de su camino. Quizá sea ésta la razón por la que a Nick no le gusta, pero la razón por la que la acepta es por lo que dice: “Odio a la gente indiferente.” Después de todo, parece que tienen algo en común.


Nick Carraway Aunque el título El Gran Gatsby pueda sugerir que el enigma central de la novela es “El Gran Gatsby”, a nosotros no nos parece así. Gatsby es, después de todo, casi sorprendentemente simple una vez que unes todas las piezas del personaje. Por una parte, Nick, que en apariencia se ve como alguien plano, directo y honesto, termina siendo el verdadero misterio. Nick cambia profundamente durante la novela, y su transformación es tan intrigante como dramática es la historia de Gatsby. ¿Quién es Nick Carraway (al comienzo)? Sabemos muy poco de Nick, y solo nos dan un par de datos: creció en una familia respetable de Chicago y fue a Yale, le gusta la literatura y se considera uno de esos “limitados” especialistas conocidos como “hombres de bien”, y trabaja en finanzas en la Ciudad de Nueva York. Está conectado con gente adinerada e importante, como su prima Daisy y Tom, un conocido de la universidad, pero en realidad él no es, de ninguna forma, uno de ellos. A diferencia de las personas que lo rodean, Nick Carraway no se está ahogando en dinero. Al estar alejado de estos círculos sociales, puede tener una visión mejor de lo que ocurre con ellos. Además tiene un ojo agudo y algunas veces crítico, y no le da miedo usarlo. Mientras que Nick es en principio un tipo bastante honesto, en realidad, no parece que siempre haya sido así. Es experto en el arte de llevarse bien con todos en público y prefiere analizarlos en privado (o sea, para nosotros que somos sus lectores). Quizás Nick sea educado y agradable por afuera, pero no tiene miedo de decir las cosas como son. Se ve a sí mismo como un buen chico del medio oeste estadounidense, con altos estándares, y se siente orgulloso de mantener esos estándares, incluso en el corrupto y rápido mundo de la alta sociedad de la costa este. Como Nick es tangencialmente parte de los mundos adinerados y pretenciosos de Daisy y Gatsby, pero no está enteramente inmerso en ellos, hace perfectamente las veces de narrador, no exactamente adentro ni exactamente afuera. Durante la novela, Nick gradualmente es absorbido por el mundo que observa, tanto por su amistad (si es que se puede llamar así) con Tom, Daisy y Gatsby, como por su relación amorosa con Jordan. Mientras más lejos llega en esa relación, menos honesto se vuelve, hasta que al final, Jordan lo reprende por ser tan deshonesto e indiferente como los demás. ¿Quién es Nick Carraway (al final)? Entonces ¿qué le pasa a nuestro narrador? Al final, Nick se da cuenta de que ha cambiado y que nunca será el mismo. Parece que el dilema de su personaje jamás se resuelve completamente. No sabemos adónde irá (“El oeste” es bastante vago), o qué hará, solo que se va de la casa donde vive. Al observar que todos los personajes de la historia eran “del oeste”, está resumiendo uno de los temas principales de la novela, que es la idea de que quizá nuestra procedencia nos defina, o el tipo de mundo en el que crecemos. Nick, al final, se da cuenta de que no tiene lugar en el West Egg ni en Nueva York, en el monstruoso, prejuicioso, y rápido mundo del este. Desafortunadamente, no sabemos si realmente vuelve a casa después de ver lo que ve. Aunque él creía que uno no podía echar para atrás el reloj y regresar al pasado, la perspectiva de Nick ha cambiado: su vecino Gatsby se fue, Tom y Daisy se fueron, Jordan Baker se fue, el miedo más grande de Nick, la soledad, se ha hecho realidad. Las líneas finales del texto sugieren lo inexorable de lo que le espera: nostalgia de Gatsby y la imposibilidad de separar sus sueños del pasado con la realidad del presente. Y si quieres más evidencias, considera el hecho de que Nick nos cuenta la historia después de que todo ha ocurrido… todavía está peleando con el pasado.


Tom Buchanan > Tom Buchanan es el esposo de Daisy, un hombre extremadamente rico, un bruto y un atleta. Es egoísta y hace lo que tenga que hacer para obtener lo que quiere. Sobre todo, busca tener el control de su vida y el control sobre los demás. Cuando Tom se da cuenta de que Daisy ama a Gatsby, fuerza la confrontación. Ahí es cuando puede usar la duda momentánea de Daisy para volver a tomar el control sobre su esposa. Una vez con la situación en sus manos, Tom despacha a Gatsby –y a su esposa- dándole permiso para llevarla a casa. “No te molestará” le dice. “Creo que se dio cuenta de que sus presuntuosas y pequeñas coqueterías se acabaron”. Con esa nota de condescendencia, queda claro que Tom es quién manda. Aunque Gatsby mantiene esperanzas después de esta escena, todos sabemos que se acabó. Pero la característica de Tom, que muy probablemente sea la que más vayas a recordar, es el hecho de que es abusivo. Mientras nunca lo vemos volverse violento con su esposa, hay pistas de su desenfreno físico, cuando Daisy revela un moretón en su dedo que, aunque accidentalmente, fue causado por Tom (o por “el bruto” como ella lo llama). Aunque puede que no le pegue a su esposa, definitivamente le causa daño emocional. Allí están, cómo no, sus varias aventuras, pero hiere a Daisy de otras maneras. Cuando Daisy nos cuenta de su hija naciendo, ella casualmente agrega que “Tom estaba Dios sabe dónde”. No es ni atento ni sensible con su esposa, y esto contrasta con Gatsby. Pero, claro, la violencia de Tom en realidad viene cuando vemos que le rompe la nariz a Myrtle con un “corto y sordo movimiento” de su mano abierta. El lenguaje seco que usa Fitzgerald nos deja claro que a Tom no le importa ser violento. Owl Eyes and Klipspringer Estos dos extraños personajes resumen los dos extremos de la ridícula, hilarante y bizarra gente que va a las fiestas de Gatsby, que toman su alcohol y hablan de él a escondidas. Por un lado, tienes a Ojo de Búho, quien muestra genuino interés (o algo parecido) en Gatsby; Ojo de Búho simplemente no puede creer que Gatsby tenga libros reales en su biblioteca, y parece tener una fascinación sincera con él. Klipspringer, por su parte, vive en la casa de Gatsby y se aprovecha completamente de su generosidad, pero no parece tener ningún sentimiento genuino hacia él. Estas dos actitudes hacia Gatsby divergen después de su muerte. Klipspringer llama a Nick groseramente, no porque quiera darle el pésame a quien fue su amigo, sino porque quiere recoger su zapatos de tenis, mientras que Ojo de Búho se presenta en la casa nostálgico, y, a diferencia de todos los amigos de Gatsby, muestra real simpatía hacia él.


Simbolismo, Imágenes, Alegoría


Los Libros de Gatsby
Un hombre con ojos de búho en una fiesta de Gatsby se sienta en la biblioteca y murmura impresionado que todos los libros son “libros de verdad”. Pero ¿Gatsby los lee? La imagen funciona para sugerir que mucho de lo que muestra Gatsby es una fachada; por ejemplo, quiere que la gente crea que es un hombre educado, proveniente de Oxford, pero en realidad ha estado allí por muy poco tiempo después de la guerra. Los libros quizás simbolicen el hecho de que Gatsby es un fraude, que ha construido una imagen de él mismo que no corresponde a los hechos. Aunque también se podría decir que esos libros que jamás han sido leídos, representan al mismo Gatsby: aunque haya muchos rumores acerca de quién es y cómo se ha ganado su dinero, los hechos quedan sin ser examinados, podríamos decir, sin ser leídos.

El Hombre con Ojos de Búho
Hablando de los libros ¿qué onda con ese tipo de la biblioteca? Casi podríamos decir que el hombre con Ojos de Búho es un personaje más de la novela, pero después nos damos cuenta de que no sabemos absolutamente nada de él. Hasta Nick lo reduce a simplemente un par de ojos. Así que pensamos si en realidad es más un símbolo que un personaje (Aunque podrías estar en desacuerdo, estás en todo tu derecho). Nos estamos acercando al punto. Primero, está la comparación con un búho. Los búhos son símbolo de sabiduría, pero también puede ser una profecía de muerte (nosotros tampoco sabemos por qué). Luego la parte de los lentes. Podríamos esperar que un hombre con ojos grandes y lentes sea más inteligente que la mayoría de los que están con él. Entonces ¿el hombre de ojos de búho cumple los requisitos? Pues, en principio tiene razón en dudar de Gatsby. Es el único invitado que, al dudar de Gatsby, es lo suficientemente sabio como para investigarlo. Yéndonos a lo del presagio de muerte ¿te fijaste que fue el hombre de los ojos de búho quien tuvo el accidente afuera de la casa de Gatsby? ¿Y que poco después, cuando salió del carro, revela que alguien más manejaba? ¿A alguien más le suena familiar? Si de verdad estás interesado en el hombre de los ojos de búho (como claramente lo estamos nosotros), deberías ver la escena del final donde vemos que es el único invitado que va al funeral de Gatsby ¿Por qué será? ¡Exacto Los Ojos de Dr. T.J. Eckleburg y el Valle de las Cenizas La primera vez que vemos los ojos de T.J. Eckleburg, la imagen es entrelazada con la descripción que hace Nick del valle de las cenizas. Las cenizas son, como siempre, “desoladas” y “grotescas”. Nick y los demás tienen que pasar por esta tierra “gris” cada vez que viajan entre el Eggs y la ciudad. Nos imaginamos el valle de las cenizas como un gris y enorme lugar para marcar la realidad. Compara las fiestas lujosas de fruta fresca, música en vivo y champán, con esta tierra de chimeneas y hombres de cenizas… pareciera que no todo el mundo es tan privilegiado como nuestro elenco de personajes. Pero el valle de las cenizas también puede ser visto como un comentario del Sueño Americano (Sí, el American Dream otra vez). El EEUU de El Gran Gatsby es decadente, estéril y ceniciento (de ceniza, no de los Hermanos Grimm). También es, basado en lo que ocurre en el valle de las cenizas, desprovisto de moralidad y compasión. Myrtle Wilson vive entre los morros de ceniza, y ahí es donde se consuma la infidelidad de Tom. George Wilson vive entre los morros de ceniza, así que podemos ubicar allí a la ira y a la envidia. Allí es, cómo no, donde matan a Myrtle, así que también podemos identificar la muerte con el valle (en caso de que la descripción de Nick no haya sido suficiente para ti) Lo que nos lleva al Los ojos.

El anuncio de T.J. Eckleburg es el segundo par de ojos notables que hay en la novela (¿recuerdas los de búho?). Pero estos son un poco diferentes a los del invitado bibliófilo de la fiesta. No es accidental que la primera vez que veas los ojos, tu primera reacción sea: “¿¡QUÉ!?” Nick dice tres oraciones acerca de estos extraños ojos sin cuerpo antes de explicar que son un anuncio. Te da tiempo para que te imagines algo raro, para que te cuestiones acerca de lo que lees, quizás para que te formes otras nociones de lo que podrían ser los ojos. Obviamente, para nosotros, los lectores, los ojos son más que sólo un anuncio. Ahora que ya hemos establecido esto, seguimos buscando más información. Nick vuelve a hablar de ojos cuando el cuarteto se dirige a la ciudad en el capítulo siete, poco después de la confrontación entre Tom y Gatsby. Habla de ellos manteniendo una “vigilia alerta”, que suena como una elección religiosa de palabras, al menos en su connotación. Pero lo más cumbre es en el capítulo ocho, donde George pone a Myrtle en la ventana (desde donde sabemos que se ve el anuncio) y le dice que no puede engañar a Dios. Entonces Wilson hace la misma conexión que nosotros; los ojos de T.J. Eckleburg siempre están mirando, al igual que los ojos de Dios. Ahora tienes dos opciones. La primera es que, a pesar de la ausencia de la religión en los personajes de la historia, Dios sigue estando allí. Él lo ve todo, siempre está presente, y está, como dice Nick, frunciendo el ceño. Las cosas no van bien en el valle de las cenizas estadounidense. La otra opción es que Dios ha sido reemplazado por el capitalismo. En vez de una representación verdaderamente religiosa, la mejor que puede hacer este mundo es representar a Dios en un anuncio, en la publicidad.


La Luz Verde La luz verde en la casa de Daisy que ve Gatsby con nostalgia desde su propia casa a través del agua, representa “el sueño inalcanzable”. Pero la luz verde también representa el futuro nebuloso, el futuro que eternamente será evasivo, como el mismo Nick dice: “Gatsby creía en la luz verde, el futuro orgiástico que año tras año retrocede ante nosotros. En ese entonces nos fue esquivo, pero no importa; mañana correremos más lejos, extenderemos los brazos más lejos…” La pregunta aquí es, si la luz verde es el futuro ¿cómo es que está tan atado a Daisy y a los sueños del pasado?


Colores

Parecemos esnobistas de arte cuando hablamos de El Gran Gatsby (“¡Fíjate en el uso del verde! ¡Qué azules tan maravillosos!” y cosas por el estilo). Honestamente, hay muchas cosas con color en la novela como para no analizarlas.


Amarillo y Dorado: Dinero, Dinero, Dinero. Ah, y Muerte. En primer lugar, tenemos amarillos y dorados, lo que nos hace pensar que algo tendrá que ver con… oro (en forma de dinero) ¿Por qué dorado y no verde? Porque estamos hablando de lo verdadero, de lo auténtico, de lo tradicional, “dinero viejo”, no estos nuevos papeles con valor. Entonces tienes “la música amarilla de cóctel” que suena en la fiesta de Gatsby, donde los pavos están “fascinantes en su oro oscuro” y Jordan y Nick sentados con dos “chicas de amarillo”. Parece claro, entonces, que Gatsby usa estas fiestas para encajar con los viejos ricos. Pero no se detiene allí, cuando Gatsby al fin va a verse de nuevo con Daisy en la casa de Nick, lleva una corbata dorada. Luego Nick menciona el “pálido olor a oro del beso en la puerta”. Lo que quizás parece raro (recordemos, los colores no tienen olor) hasta que recordamos la descripción de New York que hace Nick: “construida por el deseo con dineros no olorosos.” El oro, entonces, es asociado con el olor, y lo inodoro con el dinero. Te preguntarás cuál es la diferencia. Bueno, quizás la misma que hay entre Daisy, que es una rica de cuna y Gatsby que es un nuevo rico. Aunque Gatsby compra un carro amarillo para aumentar aún más su fachada, en realidad no engaña a nadie. Al final, tenemos a Daisy, a quien llaman “la chica dorada”, pero sólo cuando Gatsby se da cuenta de que su voz, su característica principal, está “llena de dinero.” El amarillo no es sólo el color del dinero, sino el de la destrucción. Amarillo es el color del carro que atropella a Myrtle. Los lentes de Eckleburg, viendo el vertedero de Estados Unidos, son amarillos. Este simbolismo dual claramente asocia al dinero con la destrucción; los morros de ceniza son el sucio resultado del estilo de vida decadente que llevan los ricos.

Blanco: Inocencia y Femeneidad… Quizás. Fíjate que el carro de Daisy (antes de que se casara) era blanco. Blanca es su ropa, las recámaras de su casa y casi la mitad de los adjetivos usados para describirla (su “cuello blanco”, “blanca niñez”, “en un lugar blanco”). A todos les gusta decir que el blanco en El Gran Gatsby significa inocencia, quizás sea porque 1) es la salida fácil, 2) todo el mundo lo dice. Pero, de verdad, Deisy difícilmente encaja con el estereotipo de la niña inocente. Al final de la novela, es descrita como egoísta, desdeñosa y destructiva. Hasta los personajes más puros en Gatsby son corruptos ¿Daisy comienza siendo inocente y cambia en el camino o jamás hubo tal pureza en ella? O ¿será que la decisión de Daisy de quedarse con Tom le permite mantener su inocencia? Bueno, sigue buscando la respuesta.

Azul Luego está el azul, que creemos representa las ilusiones de Gatsby, sus románticos sueños de irrealidad. Notamos que el azul está presente alrededor de Gatsby más que de cualquier otro personaje. Sus jardines son azules, su chófer viste de azul, el agua que lo separa de Daisy es su “prado azul”, mezclado con el “humo azul de hojas quebradizas” en su patio. Su transformación a Jay Gatsby es provocada por Cody, quien le compra, entre otras cosas, un “abrigo azul”. Antes de que etiquetes todo bajo una misma categoría, recuerda que los ojos de T.J. Eckleburg también son azules, así como el carro de Tom. Si el azul representa ilusiones y alternativas a la realidad, Dios quizás puede ser visto como un sueño inexistente. Por el carro de Tom… bueno, esa te la dejamos a ti.

Gris y Falta General de Color: Falta de Vida (sin sorpresas, con esta) Luego está la falta de color en los morros de cenizas. Si los morros de cenizas están asociados con la falta de vida y la esterilidad, y el gris es asociado con los morros de cenizas, alguien descrito con este color será alguien conectado a la esterilidad. Nuestro mayor candidato es Wilson: “Cuando alguien le hablaba, invariablemente reía conveniente de forma incolora.” La cara de Wilson es “cenicienta”. Sus ojos se describen como “pálidos” y “brillantes”. Entonces no es coincidencia que a Wilson la falta vida, matando a Gatsby entre árboles de hojas amarillas, color que ya habíamos asociado con la destrucción.

Verde: Vida, Vitalidad, El Futuro, Exploración La última. Estamos pensando en verde = plantas y árboles y eso, es decir, vida y primavera y cosas felices. ¿Y esto lo vemos en El Gran Gatsby? La imagen que más resalta es la luz verde que vemos una y otra vez; la luz verde del “futuro orgiástico” a la que le estiramos las manos, etc., etc. Podemos ver el verde como la esperanza, como el futuro, como la vitalidad y la frescura. Justo antes de la famosa última línea, Nick también describe el “verde y fresco sereno en el nuevo mundo”, siendo el nuevo mundo estas mismas tierras como se las imaginó Nick que eran hace cientos de años. El nuevo mundo quizás sea verde, pero cuando Nick se imagina el futuro de Gatsby como Daisy, mira “un nuevo mundo, material mas no real, donde unos pobres fantasmas, respirando sueños en vez de aire, vagaban fortuitamente por todos lados… como esa figura cenicienta y fantástica que se deslizaba hacia él por entre los amorfos árboles”. Nick lucha para definir lo que realmente significa el futuro, especialmente cuando encara la nueva década que se aproxima (los temidos 30). ¿Será que se dirige hacia una muerte gris y cenicienta a través del crepúsculo, o hacia el resplandor, el verde y fresco futuro a través del agua? TOMADO DE SHOOM






El declive del sueño americano en la década de 1920


( Traducido de SparkNotes, Literature Study Guides,






The Great Gatsby]





Vista superficialmente, El gran Gatsby es la historia del amor frustrado entre un hombre y una mujer. 



 





El tema principal de la novela, sin embargo, abarca un ámbito mucho más grande y menos romántico. Aunque toda la acción transcurre a lo largo de unos pocos meses en el verano de 1922 y se localiza en un área geográfica circunscrita en Long Island, en las afueras de Nueva York.


El gran Gatsby es una meditacion llena de simbolismos sobre los Estados Unidos como un todo en la decada de 1920, y en particular sobre la desintegración del sueño americano en una era de prosperidad sin precedentes y de exceso material.




Fitzgerald retrata a los años 20’s como una época de valores sociales y morales devaluados, como lo evidencian el cinismo, la codicia y la vacua búsqueda del placer. El irresponsable júbilo que condujo a fiestas decadentes y a la frenética musica de jazz – cuyo epítome son las opulentas recepciones que ofrece Gatsby todos los sábados en la noche – llevó en últimas a la corrupción del sueño americano, en la medida en que el desenfrenado afán de dinero y de placer rebasó fines más nobles.
Cuando terminó la Primera Guerra Mundial en 1918, la generación de jóvenes norteamericanos que participó en ella fue presa de una gran desilusión, pues la brutal carnicería que habían presenciado convirtió a la ética social victoriana de principios del siglo XX en viciada y desgastada hipocresía.
El vertiginoso ascenso del mercado de valores después de la guerra llevó a un súbito y sostenido aumento en la riqueza nacional y a un nuevo materialismo, cuando la gente comenzó a gastar y consumir a niveles sin precedentes.
Una persona de cualquier origen social podía, potencialmente, amasar una fortuna, pero la aristocracia americana – las familias poseedoras de dinero viejo – desdeñaban a los nueevos ricos industriales y especuladores. Además, la aprobación de la Decimoctava Enmienda a la Constitución en 1919, que prohibía la venta de alcohol, creó un pujante bajo mundo para satisfacer la enorme demanda tanto de ricos como de pobres por licor fabricado ilegalmente.





Fitzgerald representa a los personajes de

El gran Gatsby como emblemas de estas tendencias sociales. Nick y Gatsby, quienes participaron en la Primera Guerra Mundial, exhiben el nuevo cosmopolitanismo y cinismo que generó el conflicto.





Los diversos lagartos y ambiciosos especuladores que frecuentan las fiestas de Gatsby evidencian la codicia y la frenética carrera para alcanzar riquezas. El choque entre el “dinero viejo” y el “dinero nuevo” se manifiesta en la geografía simbólica de la novela: East Egg representa a la vieja aristocracia, West Egg a los nuevos ricos. Meyer Wolfshiem y la fortuna de Gatsby simbolizan el surgimiento del crimen organizado y de la fabricación ilegal de licor.
En la versión de Fitzgerald (y tal como lo explica Nick en el Capítulo 9), el sueño americano consistió originalmente en el descubrimiento, el individualismo y la busqueda de la felicidad. Sin embargo, en la década de 1920 descrita en la novela el dinero fácil y los valores sociales relajados han corrompido este sueño, especialmente en la Costa Este.
 
La trama principal de la novela refleja este punto de vista: el sueño de Gatsby de amar a Daisy se derrumba por la diferencia en sus respectivas condiciones sociales; Gatsby recurre al crimen para acumular suficiente dinero para impresionarla, y el estilo de vida de Daisy se caracteriza por un materialismo sin frenos. . . . . . . . .

 


14 comentarios:

  1. Que maravilla de analisis (los 2). Muchas felicitaciones

    ResponderEliminar
  2. Excelente análisis, muchas gracias por deleitarme con tanta agudeza literaria

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno! Gracias, me ayudaste a entender mejor la novela, saludos!

    ResponderEliminar
  4. Me temo que el narrador no lo podemos ver como Omnisciente, ya que es uno de los personajes, es decir, la visión se centra sólo en la que tiene Nick Carraway, por lo que es Intradiegético (según la terminología de Genette). Lo podemos ver en los hechos que suceden antes del inicio del relato, que necesariamente le son contados por otro personaje, ya que él no lo sabe todo.

    ResponderEliminar
  5. Me encantó tu análisis, pero también pienso que el narrador no es omnisciente. Me gusta tu Blog!!!

    ResponderEliminar
  6. jordan ¿a que grupo de color la atribuiríais?
    ¿que movimiento literario tiene la novela?
    Me habéis ayudado mucho con este análisis

    ResponderEliminar
  7. Cual creen que es el Punto de Giro del primer acto o capitulo del Gran Gatsby?

    ResponderEliminar
  8. Impresionante! Me ha encantado leerlo entero. La novrla es genial y vuestro a análisis también. Enhorabuena y muchas gracias.

    ResponderEliminar